Como se puede cuidar el motor del coche

Dependiendo de los cuidados que le des al motor de tu vehículo este podrá tener un mayor o un menor rendimiento. Si necesitas cambiar el motor, lo mejor será buscar uno de segunda mano en https://www.motoresdyg.com/, porque allí encontrarás siempre los precios más bajos del mercado.

Sin embargo, debes tener en cuenta que, existen diferentes cuidados para el motor que puedes aplicar para darle una mayor durabilidad. Estos los he reunido en este post, por lo que te recomiendo que sigas leyendo atentamente para que puedas conseguir un gran rendimiento.

Consejos para el cuidado del motor

Existen diferentes cosas que puedes hacer para darle a tu motor la máxima durabilidad posible. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Nivel de aceite

Es fundamental que el motor tenga una buena lubricación para que puedas conseguir el máximo rendimiento posible. Por este motivo, es fundamental que estés midiendo el nivel de aceite por lo menos una vez al mes para que sea el nivel óptimo.

Un nivel demasiado bajo, hará que se incremente la fricción entre las piezas del motor, lo que llevará a un desgaste mucho mayor. Esto también te permitirá detectar fugas de forma eficiente y que se puedan reparar antes de que causen daños a otras piezas del motor.

Correas

Debes asegurarte de estar revisando periódicamente las correas del motor, porque estas se encargan de mover las piezas. En todo caso, debes asegurarte de que las correas no tengan grietas o que estén a punto de romperse.

Si las correas están en mal estado, debes asegurarte de hacer el cambio de las mismas de una forma inmediata. Esto evitará que se rompan en funcionamiento lo que puede hacer que se produzcan averías irreparables a tu motor, y que pueden dejar totalmente inservible tu coche.

Filtros

El filtro de gasolina y el de aceite son elementos fundamentales que debes tener en consideración porque afectarán la vida útil del motor. En todo caso, debes asegurarte de que cumplen por completo su función de atrapar las partículas de sedimentos que están presentes en estos líquidos como parte de su proceso de fabricación.

Para que puedan tener un gran rendimiento los filtros deberían cambiarse por lo menos una vez cada 12.000 kilómetros. De esta forma, las partículas de suciedad no alcanzarán el motor, lo que llevará a que se pueda tener una vida útil más larga en tu motor porque no se producirán daños al mismo.