Consejos para vender escribiendo

bargain-453488_960_720

Si hay algo que siempre se busca cuando se tiene una plataforma de venta online, es precisamente eso, vender. Es por ello por lo que las personas responsables de este tipo de plataformas de venta en internet, no escatiman en recursos ni en esfuerzos a la hora de indagar y a la hora de encontrar las mejores técnicas para ello.

Una de estas técnicas, como seguramente bien sabrás si estás familiarizado con el mundo del marketing online a través de páginas webs como la de Neil Patel, es la creación de contenidos. Y es que, si sabemos utilizar las palabras exactas, y somos capaces de persuadir al potencial cliente, podemos decir sin temor a equivocarnos que tenemos la venta asegurada.

Por ello, por la importancia que tiene la creación de contenidos a la hora de vender, os vamos a dar algunos consejos muy básicos pero que al mismo tiempo pueden llegar a ser muy eficaces y muy efectivos y los ponemos en práctica de la manera adecuada.

Aporta valor añadido

Dentro de la creación de contenidos, podemos decir y estaríamos muy cerca de la terraza absoluta, que el hecho de aportar un valor añadido al texto es una de las principales claves para vender. Y es que, juntar palabras lo puedo hacer prácticamente cualquier persona.

Sin embargo, de lo que se trata, es de aportar ese dato, de incluir esa información que te va a permitir diferenciarse del resto de competidores. Será entonces cuando el lector, que no es otra cosa al fin y al cabo que la persona que te va hacer ganar dinero, quedé prendada de tu contenido e invierta el tiempo necesario como para comprar tu producto o servicio.

Se conciso y no divagues

A pesar de que a día de hoy dentro de las diferentes técnicas que tenemos para la creación de contenidos en el mundillo del marketing online se suele decir que un contenido debe ser extenso, tenemos que admitir que las personas que navegan en la red de redes tanto a través de su ordenador de sobremesa como a través de cualquiera de sus dispositivos móviles, no tienen un tiempo excesivo para digerir un contenido de grandes dimensiones.

En consecuencia, lo mejor que podemos hacer, o al menos a nosotros nos parece una gran alternativa, es condensar lo máximo posible todo lo que vamos a decir. De esta manera, a través de la brevedad, tenemos que decir todo lo que el cliente necesita saber sobre nuestro producto, pero sin divagar demasiado. En otras palabras, de nada sirve que escribamos cientos de palabras sobre un producto sin aportar nada de información. Sería mucho mejor adaptar una pequeña y breve ficha de servicio de producto en la que se resuelvan todas las dudas que puede tener el consumidor.

Crea necesidades

Para terminar, nos hemos reservado la técnica más importante dentro de la creación de contenidos para vender servicios y productos. Y es que, de lo que se trata al fin y al cabo es de crearle al cliente, de crearle a la persona que está al otro lado del ordenador, la necesidad de nuestro servicio o de nuestro producto.

Partiendo de la base de que este proceso no es nada sencillo, es cierto que podemos utilizar una serie de recursos que nos puede facilitar bastante la tarea. Dentro de estos recursos, uno que se utiliza mucho es diseñar un hipotético escenario en el cual este cliente se vería envuelto y necesitaría lo que nosotros queremos venderle. A partir de aquí, y una vez que ya le hemos creado la necesidad a partir de una situación ficticia, lo mejor que podemos hacer es hablar de las bondades de nuestro producto de nuestro servicio atendiendo a los beneficios que puede obtener.