Trucos para escoger la mejor funda nórdica para tu habitación

La funda nórdica es muy cómoda y por eso ha conquistado a muchas personas que creen que un relleno nórdico es lo más práctico para sus habitaciones. Elegir una funda nórdica con éxito es cuestión de tamaño y de estilo.

El tamaño de la funda nórdica va a venir dado por el tamaño de la cama y también el del relleno. Si tu cama es alta, tal vez hayas comprado un relleno nórdico más grande para que cuelgue un poco más por los lados. En este caso, la funda nórdica tendrá que ser de la medida del relleno. Evita comprar diferentes tallas ya que no quedará bonito ni que el relleno se vea amontonado a los lados de la funda ni que esta se vea parcialmente vacía.

¿Te gusta variar?

Si eres de esas personas a las que les gusta variar siempre dentro de una misma línea decorativa, acertarás cuando escojas fundas nórdicas reversibles. Esto te permitirá tener dos opciones a la hora de hacer la cama, pero siempre dentro de un estilo único.

Puedes elegir fundas en tonos lisos. Este tipo de fundas nórdicas son, por lo general, en colores vivos y suelen ser muy juveniles, pensadas para habitaciones de adolescentes que quieren una funda con mucho color pero sin estampado.

Pero también hay fundas reversibles con estampado para quienes quieren variar pero quieren una funda nórdica con dibujo. Puedes encontrarlas en estilos clásicos y modernos porque variar le gusta a todo el mundo.

¿Eres un clásico o eres rompedor?

Algunas personas tienen la idea de la funda nórdica como algo rompedor y moderno con estampados muy juveniles. Quizás fuera así al principio pero no lo es hoy en día. Los nórdicos han conquistado a personas de todas las edades y de gustos muy diferentes que tienen en común el querer dormir en una cama cálida y sin peso.

Por este motivo, los diseñadores de las principales marcas han tenido en cuenta a todas estas personas y han realizado diseños orientados a todos los gustos. Hoy, puedes escoger fundas nórdicas con estampados muy similares a los de las colchas clásicas de toda la vida si eres de los que disfrutas de una habitación clásica. O puedes optar por estampados juveniles y rompedores si tu habitación tiene un estilo juvenil que así lo pide.

Todo esto sin olvidarnos de las colchas pensadas para los niños, con sus estampados y dibujos específicos e infantiles que son los que mejor encajan en sus habitaciones.