Un menudo accidente

pildoradeldiadespues.es foto 2 (2)

Hay relaciones de todo tipo, relaciones que han durado toda la vida, de esas que ves a los abuelos paseando por el parque de la mano y te das cuenta de que llevan toda la vida juntos ¡y los que les quedan! Hay relaciones a corto plazo, esas en las que te metes aun sabiendo que tiene fecha de caducidad, o bien por la distancia porque uno de los dos vive en la distancia, o porque dentro de poco viajará o por cualquier otro motivo se sabe que no va a finalizar en boda y en felices para siempre. También hay parejas de recién casado que respiran amor, se les ve muy acaramelados por los rincones y todo les parece de color de rosa, estas relaciones suelen ser el desenlace a años de noviazgo, de los de antes, de los que empezabas a salir con un chico en el colegio y acabas casándote con él, relaciones que sabes que van a durar porque llevan toda la vida juntos.

Hay relaciones que duran lo que dura la noche, esas relaciones pasajeras en las que por norma general se busca pasar un buen rato, un rato agradable, y si la noche acaba con buen sexo, pues mejor que mejor. De este tipo de relación cabe destacar que suele ser muy intensa por la brevedad de tiempo y suelen acabar con un polvo rápido en cualquier sitio, y como consecuencia suele ocurrir por desgracia que o no se utiliza el condón o cuando se va a utilizar ya es demasiado tarde, o nos fiamos de la marcha atrás que para nada es recomendable. Después de estas noches vienen los dolores de cabeza, suelen desencadenarse a la mañana siguiente, cuando te das cuenta de que por una imprudencia has podido quedarte embarazada y no es precisamente lo que buscabas.

En estos casos lo más cómodo y efectivo suele ser recurrir a http://pildoradeldiadespues.es ya que evita el embarazo hasta cinco días después de haber mantenido la relación sexual. No cabe duda de que la mejor opción es utilizar un método anticonceptivo de barrera como el preservativo masculino o el anillo vaginal femenino, cualquier opción es buena siempre que nos proteja de lo que no deseamos, no olvidemos que solo el preservativo nos protege de las enfermedades por trasmisión sexual así que sería la mejor opción para evitar un dolor de cabeza mayor que el de tener un hijo.